Sonero mayor «Ecuajey»

Escrito por el 13 mayo 2020

Recuerdo que, para el año de 1982, la cartelera a presentar en el Domo Bolivariano de Barquisimeto, tenía un costo de 80 bolívares de los débiles y yo hacia de tripas corazón para alcanzar la cifra. La cartelera ofrecía La Banda Actual, Óscar D’ León e Ismael Rivera junto al gran Cortijo. Llegado el día del concierto, La Banda alcanzó el final de su actuación y me dispuse a saludar a los buenos amigos que tengo allí. Óscar derrochó calidad de baile y soneo en tarima.

En preparativos para la actuación de Maelo me deje colar hasta los camerinos del Domo con Ruben Levy, bajista, para entonces, de La Banda Actual. Allí lo vi, por primera y única vez, a Maelo. Tirado de largo a largo en un banco y cómo única vestimenta, un interior de color blanco. A su alrededor estaban varias personas, tratando de «revivirlo», al parecer, ¡sospecho!, estaba pasado de «sustancia», por la proximidad de la presentación, le colocaron hielo debajo del interior, y así fue como el sonero reaccionó, le vistieron, comenzó Cortijo a tocar y, finalmente, Maelo fue literalmente empujado a la tarima. Dando tumbos, pero sin perder el equilibrio, tomó el micrófono bajo la euforia y dijo «ecuajey».

Ismael Rivera del nengon a la timba francisco escalona

Todo iba de maravillas, hasta que, a mitad de set y en pleno mambo, Maelo se fue corriendo al camerino, para sorpresa de propios y extraños. La Orquesta paró, Cortijo también bajó y todo era confusión pero, supongo yo, fueron a «recargar baterías». Luego, media hora después, estaban de nuevo en acción del interrumpido set y con más bríos Maelo bailaba, jugaba con la sincopa rítmica, lo estiraba y lo encogía a su antojo, tal cual lo decía en la canción de Pedro Flores y Javier Vasquez «Traigo de todo». Se paraba al borde la tarima, parecía que se iba a caer e hizo un juego de voces que Cortijo respondía imitando en sus congas. En una de esas, el Sonero inventó algo que Cortijo escuchó, más no entendió, y extendió su mano y su dedo medio con la «señal de costumbre». Todo era risas.

Del nengon a la timba francisco escalona

Tres meses, luego de ese fenomenal concierto, ocurre un hecho que va a afectar al Sonero; la muerte de su compadre Rafael Cortijo. Maelo contrae un cáncer en la garganta que hizo perder la voz y para un miércoles 13 de mayo de 1987, pasadas las 5:15 PM, se nos va el Sonero Mayor, el del «ecuajey, sacude zapato viejo y oíste….Belén». Gracias al amor de sus seguidores y la gloria que cultivo su divina síncopa, así quedará ante la historia, como El Mesías de la Salsa.

Francisco Javier Escalona
Twitter@fjesalsa
FacebookFrancisco Javier Escalona


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Continuar leyendo

Saoko Latino

El rincón latino del mundo

Canción actual

Title

Artist

Background